Consejos de la temporada de resfriados y gripe para mantener los medicamentos fuera del alcance de los niños pequeños

(StatePoint) Un estudio reciente encontró que aproximadamente tres de cada cuatro visitas de emergencia por accidentes relacionados con medicamentos de venta libre para el resfriado y la gripe entre los niños pequeños se realizaron después de que un niño tomó el medicamento por su cuenta. ¿Todos sus medicamentos se guardan en un lugar seguro? Con una temporada de resfriados y gripe potencialmente difícil aproximándose, los expertos instan a los padres y cuidadores a recordar que deben mantener los medicamentos en las alturas y alejadas, y fuera de la vista y el alcance de los niños pequeños.

“Durante la temporada de resfriados y gripe, siete de cada 10 personas buscarán medicamentos de venta libre para tratar fiebres, dolores de cabeza sinusales y otros síntomas no deseados. Eso representa una gran cantidad de medicamentos adicionales en el hogar. Los niños son curiosos, de modo que los padres y cuidadores deben tener cuidado de poner los medicamentos en su lugar, fuera del alcance y la vista de los niños pequeños, después de cada dosis”, dice Mary Leonard, directora gerente de la Fundación Educativa de la Asociación de Productos de Atención a la Salud del Consumidor.

La campaña Up and Away es una iniciativa de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y su Iniciativa PROTECT, en asociación con la Fundación Educativa de la Asociación de Productos de Salud del Consumidor. La campaña tiene objetivos para prevenir la ingestión accidental de medicamentos en niños pequeños y quiere que familias sigan estos consejos:

• Conserve los medicamentos, incluidos los que se llevan en bolsos, bolsas, bolsillos u organizadores de píldoras en un lugar seguro que sea demasiado alto para que los niños pequeños curiosos los alcancen o los vean.

• Nunca deje medicamentos o vitaminas sueltas sobre una mesa o mesón, o al lado de la cama de un niño enfermo. Para un niño pequeño, las píldoras pueden tener aspecto de dulces y los medicamentos líquidos pueden parecer bebidas azucaradas.

• Ya sea que usted esté en casa o de viaje, mantenga los medicamentos en envases resistentes a los niños.

• Si su medicamento tiene una tapa de bloqueo giratoria, dele vuelta hasta que ya no pueda girar o hasta que escuche el “clic”.

• Enseñe a los niños qué son los medicamentos y por qué usted u otro cuidador deben ser quienes se los entreguen.

• Recuérdeles a las niñeras, huéspedes y visitantes de la casa que guarden los bolsos, bolsas, maletas o abrigos que contengan medicamentos en lo alto y lejos y fuera de la vista cuando estén en su casa.

Guarde el número de Poison Help (Ayuda para Venenos) (800-222-1222), en su teléfono, de modo que siempre lo tenga cuando lo necesite. Asegúrese de que las niñeras, los niños mayores, los abuelos y los visitantes familiares frecuentes también tengan esta información, en caso de que haya una emergencia cuando estén a cargo. Llame a Poison Help de inmediato si cree que su hijo podría haber tenido acceso a un medicamento o una vitamina, incluso si no está completamente seguro. También puede visitar poison.org. Para saber más y obtener recursos gratuitos adicionales, visite upandaway.org.

Esta temporada de resfriados y gripe, y durante todo el año, mantenga a los niños seguros poniendo siempre los medicamentos fuera de su vista y de su alcance.